Oración escrita por la Hna. Marisol

Hoy decimos adiós a nuestra querida Hna. Marisol de Jesús Hernández Calvo. Aunque esto, en realidad, no es un adiós. Como bien dijo ella, cuando sabía que, a sus 40 años, su camino, en un cuerpo roto y consumido por la enfermedad, llegaba a su fin, “encontraremos otra forma de hacernos presencia los unos a los otros. Seguimos acompañándonos en el camino.”

Nos queda su entrega, su bondad,  tantos dones con los que fue adornada y que compartía con generosidad.

Nos queda su fe, su sentirse y saberse desde siempre y para siempre hija de Francisco y Clara de Asís.”Me pensaste desde siempre…”.

Nos queda su sonrisa sincera, amable, transparente. Con carácter, con ideas claras y con un enorme corazón, lleno de ternura y de acogida.

Aquí os dejamos algunos vídeos y audios, para que quienes no la conocíais os acerquéis a ella y para quienes tuvimos la suerte de que formara parte de nuestras vidas, seguir dando gracias por su vida y porque haya formado y siga siempre formando parte de la nuestra. A ella, a quien tanto le gustaban las películas de animación, estoy segura de que, de alguna manera, le resonará esta frase y sonreirá: Siempre presentes, siempre hermanas y hermanos, siempre familia, siempre amigos, “hasta el infinito y más allá”.

En homenaje a Marisol.

Mentxu Alberro, 09.03.2022